Versoprofetico

Creyentes en las profecías de Daniel han estado esperando para ver si sucede en los últimos días...

Fin de los Imperios Mundiales

 

Daniel 2:44 - "Y en los días de estos reyes, levantará el Dios del cielo un reino que nunca jamás se corromperá ... el cual desmenuzará y consumirá todos estos reinos, y él permanecerá para siempre."

A través del profeta Daniel, Dios reveló al rey Nabucodonosor de Babilonia la sucesión de los reinos hasta la venida del reino de Dios. Dios utilizó la visión de una gran imagen, cuyas partes de diversos metales servían para representar los grandes reinos de la tierra. Puesto que ahora vivimos al final del tiempo, podemos mirar hacia atrás en las páginas de la historia y añadir la fecha de su principio, y de su fin.

  • Cabeza de oro. Babilonia 605 - 539 a. de C.
  • Pecho de plata. Medo-Persia 539 - 331 a. de C.
  • Vientre y muslos de metal. Grecia 331 - 168 a. de C.
  • Piernas de hierro. Roma 168 a. de C.- 476 d. de C.
  • Los pies de hierro y arcilla. Naciones de Europa 476 d. de C. - Fin
  • Piedra rodando. La Segunda Venida de Cristo ---

El profeta Daniel recibió la primera visión de los imperios mundiales con la imagen de metal durante el segundo año del Rey Nabucodonosor. (Daniel 2) Como 50 años más tarde, en el primer año del Rey Belsasar, quien fue co-regente con su padre Nabonidus, Dios dió a Daniel una segunda visión profética de los imperios mundiales a fin de facilitar el entendimiento de la profecía. (Daniel 7:1-28)

  1. León - Babilonia, 605 - 539BC
  2. Oso - Medo-Persia, 539 - 331BC
  3. Leopardo - Grecia, 331 - 168BC
  4. Bestia espantosa - Roma, 168BC - 476AD
  5. Cuerno pequeño - Roma Papal, 538 - 1798AD

Para sellar esta línea profética, se añadió:

A Babilonia: "Tú eres aquella cabeza de oro." (Daniel 2:38)
A Medo-Persia, dos años más tarde el angel dijo: "Aquel carnero que viste, que tenía dos cuernos, son los reyes de Media y de Persia." (Dan. 8:20)
A Grecia, el angel continuó: "Y el macho cabrío es el rey de Javán: y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero." (Dan. 8:21) Alejandro el Grande en la batalla de Arbela, 331BC, destruyó el poderoso ejército persa.

Además Daniel vió escenas de los eventos tomando lugar en el cielo durante el tiempo del fin. "Estuve mirando hasta que fueron puestas sillas: y un anciano de grande edad se sentó, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su silla llama de fuego, sus ruedas fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él: millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él: el Juez se sentó, y los libros se abrieron." (Daniel 7:9, 10) "Un hijo de hombre que venía, y llegó hasta el Anciano de grande edad." (Dan. 7:13) Jesús el Abogado, con misericordia y justicia, se coloca en lugar de sus hijos en la tierra. (1 Juan 2:1) Comenzando con Abel, el primer mártir de la fe, el Libro de la Vida es certificado con los nombres de aquellos que han de ser rescatados de la tierra durante la Segunda Venida de Cristo. Al final del Juicio, el Señor dice: "Y he aquí, yo vengo presto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno segun fuere su obra." (Apoc. 22:12)

Para continuar la línea de los poderes terrenales, Dios llamó a Juan el Revelador para expandir las características de los poderes más importantes durante los últimos días. Roma Papal, el quinto poder, siendo un importante y persistente poder, se describe otra vez como un leopardo saliendo del agua. (Apoc. 13:1-10) "Y el dragón le dió su poder, y su trono, y grande potestad." (Apoc. 13:2) Roma pagana dió al Obispo de Roma su poder, su trono, y toda autoridad civil para gobernar al pueblo. En el 533AD, el Emperador Justinian declaró al Obispo de Roma como la cabeza de todas las iglesias, lo cual tomó lugar en el 538 cuando los gobernantes Ostrogodos Arianos fueron expulsados de Roma; entonces el Papa Vigilius tomó el trono como corregidor de los herejes y cabeza de la iglesia.

El poder político concedido al Papado duró por 1260 años hasta 1798 cuando Napoleón envió sus ejércitos para removerlo del Papado. El General Berthier entró en Roma el 15 de Febrero de 1798, tomó prisionero al Papa Pius VI y estableció una república en su lugar. "Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fue curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia." (Apoc. 13:3) La herida mortal comenzó a sanar cuando Mussolini y el Cardenal Gasparri firmaron el Tratado Lateran el 11 de Febrero de 1929 creando la Ciudad del Vaticano como una nación independiente, y reconociendo al Papa como rey soberano. Hoy, casi todas las naciones tienen sus embajadas en la Ciudad del Vaticano.

Durante la Edad Media, cuando el Papa Gregorio IX (1227-1241) estaba en el poder, los concilios de la iglesia prohibieron la Biblia entre el pueblo. La prohibición se hizo mas rigurosa hasta que el que fuera hallado con una Biblia era acusado de herejía y sujeto a tortura y muerte. Desde ahí se hizo una regla, hasta que la Reforma abrió la libertad de Dios.

Roma Papal encontró en Francia un aliado poderoso donde la autoridad de Roma sería más efectiva bajo el sistema feudal y con un monarca controlando la nación. Las formas de la religion ofrecida por los sacerdotes y prelados estaban desprovistas de las promesas del perdón y la salvación eterna libremente dados por el Salvador. Las preciosas verdades de la Biblia fueron reemplazadas por opresivas leyes humanas y tradiciones que endurecieron el corazón de los creyentes y abrieron sus ojos a la realidad del engaño, la corrupción, y la iniquidad degradante.

La Reforma en Alemania empezó por el 1517 cuando el monje católico Martín Lutero encontró en las Escrituras el evangelio de la gracia libre de Dios, y suficiente luz para desechar las indulgencias y los errores de Roma.

Partiendo de Juan Calvino en Ginebra, por el 1553, los discípulos de la Reforma penetraron las fronteras de Francia y en diez años fueron capaces de esparcir las enseñanzas de la Biblia a un millón de seguidores. El pueblo estaba ansioso de estar libre de la rigidez de la iglesia y de la un-patriótica atadura a Roma. Se formó una división: los sirvientes de Roma fueron llamados "papistes", y los seguidores de Juan Calvino fueron llamados "hugonotes."

Cuando el Rey Henry II murió en 1559, la reina madre Catherine de Medici se vió una viuda con cuatro hijos menores. Después de unos pocos días del primer hijo en el trono, el trono fue dado al segundo hijo, Carlos IX, con solo diez años de edad en 1560. Como niño, el poder estaba en las manos de la madre Catherine, otros parientes, y del Cardenal de Lorena. En esos años la tensión entre los Católicos y los Hugonotes Calvinistas estaba a punto de reventar. Catherine consiguió convencer a su hijo, el rey, que aceptara el plan para exterminar los Hugonotes en el día de San Bartolomé. En la noche del 24 de Agosto de 1572, al tañido de las campanas de la iglesia, el pueblo de Paris salió a atacar las casas de cada hugonote. La masacre se extendió por dos meses sobre toda Francia, cortando la vida de un estimado de setenta mil víctimas. La masacre de San Bartolomé vino a ser el punto de retorno para Francia. El resto de los industriosos hugonotes y de los predicadores del evangelio salieron huyendo del país.

Una decadencia en general se posó sobre Francia hasta el punto que a fines del siglo XVIII Francia estaba herida de pobreza, undida en deudas, bajo impuestos excesivos y miseria general. El Rey Luis XVI no tuvo otra alternativa que convocar una asamblea de los Estados General, la cual estaba compuesta de tres Estados: el clero, la nobleza, y los otros formando el Tercer Estado. La asamblea comenzó el 5 de Mayo de 1789; pero la mayoría de los miembros eran del Tercer Estado y enseguida se rebelaron, se separaron, crearon su propia convención y la llamaron la "Asamblea Nacional". Los liberales de los otros Estados se unieron con ellos para continuar la asamblea.

El 4 de Agosto, 1789, los diputados de la Asamblea Nacional renunciaron a sus propios privilegios, y pasaron un decreto aboliendo el feudalismo: un primer golpe a los nobles y al poder del Papado en Francia.

El 27 de Agosto, ellos pasaron la "Declaración de los Derechos del Hombre y Ciudadano" y propusieron el concepto de igualdad: Libertad, Igualdad y Fraternidad.

En Noviembre, 1789, ellos votaron nacionalizar las tierras de la iglesia.

Se eligió una Asamblea Legislativa que empezó a funcionar en Octubre 1, 1791. Las acciones y las reacciones entre la Asamblea, el Rey Luis XVI, y el pueblo, levantaron un enorme tumulto interno casi todo el tiempo, hasta que despojaron al Rey de todos sus poderes y lo encerraron en la prisión. Ahora lo que necesitaban era una constitución para una república.

El 20 de Septiembre, 1792, la nueva elegida "Convención Nacional" proclamó la República y tomó el control de la nación. A la misma guillotina que se usó para los enemigos de la Revolución , Luis XVI fue llevado para cortar su cabeza el 21 de Enero, 1793.

El 9 de Marzo, 1793, la Convención Nacional estableció el Tribunal Revolucionario y dió amplios poderes ejecutivos al Comité de Seguridad Pública el 6 de Abril.

El 17 de Septiembre, 1793, la Convención pasó la Ley de los Sospechosos, la cual podía arrestar y condenar a cualquiera por la menor sospecha. Una figura prominente en los concilios del Reino del Terror, Maximiliano Robespierre, que mandó cientos de personas a la guillotina, fue enviado a ella también el 28 de Julio, 1794, y pagó con su propia cabeza.

Esos desenfrenados encargados de la Revolución Francesa no estuvieron satisfechos con el trabajo de la guillotina y de la sangre corriendo por doquiera. Al fin levantaron las armas de su poder intelectual en contra de la Deidad y de la Palabra de Dios, la Biblia. Desde el 1 de Noviembre, 1793, salieron proclamando por todas partes: "No hay Dios, Dios no existe," y prohibieron los servicios de adoración y los ritos de las enseñanzas bíblicas. Para consolidar los principios ateos de la Revolución, sentaron una mujer sobre una carroza y la presentaron al público como la Diosa de la Razón, culminando con un gran festival dentro de la iglesia y en las calles en su honor, el 10 de Noviembre, 1793.

La profecía en la Biblia vió esta bestia, este poder ateo comunista levantando su cabeza en "la bestia que sube del abismo," durante la Revolución Francesa en 1793. (Apoc. 11:7) La bestia mató los dos testigos de Dios: el Antiguo Testamento, y el Nuevo Testamento de la Biblia, cuando las Biblias fueron quemadas. "Y sus cuerpos serán echados en las plazas de la grande ciudad, que espiritualmente es llamada Sodoma y Egypto." (Apoc. 11:8) Y todos "verán los cuerpos de ellos por tres días y medio." (Apoc. 11:9) En profecía son tres años y medio, desde Noviembre 1793, hasta Junio 17, 1797, cuando el Concilio de los Quinientos restauró el ejercicio libre de los servicios religiosos, y los dos testigos recobraron la vida para seguir dando testimonio de la gracia salvadora de Dios, cumpliendo el tiempo de los 3½ años.

El poder ateo comunista que subió del abismo en Francia, influenciado por Voltaire, Rousseau y otros, extendió el poder de sus enseñanzas a otras naciones, entre ellas la Unión Soviética y Cuba. En Egipto el Faraón dijo a Moisés: "¿Quién es Jehová...? Yo no conozco a Jehová..." (Exo. 5:2) Todavía se puede oír el mismo grito por doquiera: "No hay Dios." Los centros de educación han adoptado la teoría de la evolución justamente para negar la existencia de Dios Creador. Además la decadencia moral de Sodoma está entrando en todos los niveles de la sociedad empujada por el activismo homosexual. Aún el Papa Benedicto XVI en su mensaje de Enero 1, 2011, expresó su preocupación por los avances del "secularismo agresivo."

Cuando Dios dió las visiones del Apocalipsis a Juan en la isla de Patmos, Dios llevó a Juan a un punto de observación bien adelante en el futuro, "al desierto," para completar la cuenta de los imperios mundiales. (Apoc. 17:3) Entonces cinco de ellos habían caído: "Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, el otro aun no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo." (Apoc. 17:10) Cinco son caídos: 1-Babilonia. 2-Medo-Persia. 3-Grecia. 4-Roma Pagana. 5-Roma Papal.

6-El Uno es. En el desierto; que sube del abismo. El poder ateo-comunista.

7-El Otro aun no es venido. El poder con dos cuernos semejantes a los de un cordero, que subía de la tierra. Los Estados Unidos de América. (Apoc. 13:11-17) No está completamente formado. Cuando hable como dragón y rompa la separacion de la iglesia con el estado, entonces los versos de Apocalipsis 13:12-17 se cumplirán en poco tiempo.

8-"Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete." (Apoc. 17:11) El único poder que califica para esta descripción es el número 5- Roma Papal-El Papado, volviendo otra vez a ser el Supremo Poder Mundial para los últimos días de la historia en la tierra.

Los diez cuernos, los países de la Union Europea, permiten al Papado ejercer su dominio sobre ellos. "Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia." (Apoc. 17:13) Cuando esas naciones ven las consecuencias desastrosas de su decisión, cambian su mente: "Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego." (Apoc. 17:16)

Cuando aparece el Rey de Reyes, la Segunda Venida de Cristo, en el cielo del oriente, para rescatar los hijos de Dios, llega el fin para todos.

En los días de estos reyes... Francia, Italia, Inglaterra, Alemania, España, y todas las naciones y reinos de Europa, Cristo ha de regresar para rescatar a su pueblo de un mundo envuelto en destrucción total; y entonces, después de un milenio con los redimidos en el cielo, volverá para establecer el reino de Dios en la tierra hecha nueva. Apoc. 16:18-21; Jer. 4:23-28; Apoc. 20, 21.

 

..Primera Pagina . . . Otra Profecia