Versoprofetico

Y la llaga de su muerte fué curada

El Reino del Papado

 

Apocalipsis 13:3 - "Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fué curada..."

Precisa y maravillosa revelación de Jesucristo enviada por medio de su ángel a su siervo Juan, para establecer la fe de los hijos de Dios en el cumplimiento de las profecías de la Biblia. (Apoc. 1:1-3) Esta profecía fue dada a Juan casi 2000 años antes de su cumplimiento en nuestros días. La confirmación se halla en las páginas de la historia. En breve algunos detalles de la historia refrescarán la mente para reproducir este paisaje. La profecía bíblica descubre ante el mundo dos grandes poderes o naciones para el drama del fin del tiempo: El Vaticano, y los Estados Unidos de América. Todas las demás naciones en la tierra están siguiendo a estas dos para jugar su papel en el último drama.

El Reino del Papado es presentado por Daniel como 'el cuerno pequeño' (Daniel 7:8) y por Juan como 'el leopardo' subiendo de las aguas del mar. (Apoc. 13:1, 2) Todo comenzó con la decadencia de Roma Pagana, donde Constantino el Grande y Licinius en el 313 AD con el Edicto de Milán dieron el derecho legal a la Iglesia Cristiana.

Junto con Constantino y los hombres de poder, los Romanos en gran número entraron en la Iglesia Cristiana con sus tradiciones y prácticas religiosas. En corto tiempo los principios cristianos adulterados arrastraron la iglesia hacia la apostasía predicha por el apóstol Pablo. (2 Tesa. 2:3) El cambio se sintió con más severidad sobre los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. Jesucristo había dicho: "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar, sino a cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas." (Mateo 5:17, 18)

En diferentes concilios, la iglesia se reunió para aprobar las doctrinas que los creyentes habrían de guardar, y por fin la versión de la Ley en el Catecismo salía sin el Segundo Mandamiento que prohibe la adoración de las imágenes; el Cuarto Mandamiento: "Acordarte has del día del reposo, para santificarlo" se movía al Tercero con la intención de reemplazar el séptimo día sábado con el primer día de la semana Domingo; y el último mandamiento se dividía en dos para completer la lista de los diez mandamientos. Lo que Dios había hablado con su boca y específicamente escrito con su dedo, los conciliaristas cambiaron por su propia autoridad. (Dan. 7:25)

Constantino mudó la capital del gobierno de Roma a Constantinopla en el 330 AD and Romulus Augustulus fue depuesto en el 476 AD por las tribus invasoras. Los reyes Arianos que tomaron el gobierno civil en Roma se dedicaron a chequear de cerca las actividades del Obispo Romano hasta que el Emperador Justinian (527-565) ordenó al General Belisarius que expulsara a los Arianos de la ciudad. En el 538 AD el reino del gobierno civil fue dado al Papa Vigilius y entonces el Reino del Papado comenzó a contar los años de un poder político-religioso como lo había dicho la profecía. "Y le fué dada potencia de obrar cuarenta y dos meses." (Apo. 13:5) (42 x 30= 1260 días proféticos. En profecía un día=un año, Números 14:34; Eze. 4:6)

¿Qué se puede esperar de un ser humano con la educación de la Edad Media y con poder absoluto en sus manos? La historia nos da un relato my largo... Muchos hombres tomaron el trono del papado para satisfacer su ambición de poder personal. En cierta ocasión el resultado se convirtió en el reinado antagónico de dos papas al mismo tiempo, mientras los escandalizados Europeos sufrían verlos clamar por su legítima posición y cada uno ofendiendo y vilmente llamando al otro por nombres y títulos, sin duda como el anticristo de 1 Juan 2:18. En el 1378, por otros 40 años "La iglesia tuvo dos papas, dos capitales papales, dos colegios y dos curias, ambos capacitados y furiosamente compitiendo el uno con el otro." Traducido de A History of the Popes. Nicolas Cheetham, p. 164. El Gran Cisma terminó con tres papas al mismo tiempo. El Concilio de Constance (1414-1418) tomó cuidado de ellos eligiendo uno nuevo: el Papa Martin V.

Viendo la condición deplorable, la corrupción y el abuso de poder que estos hombres trajeron dentro de la iglesia, John Wycliff en Inglaterra y Martín Lutero en Alemania trataron de alzar la voz para reformar su iglesia, y cuando de acuerdo con la opinion de que el papado era el anticristo esperado, en represalia, las bulas papales fueron enviadas a sus lugares para el arresto y encarcelamiento de los heréticos. Estos dos reformadores escaparon con sus vidas, pero Jan Huss de Bohemia (1369-1415) fue tomado para probar las llamas asignadas a cualquier voz que denunciara los pecados de Roma Papal.

En la profecía había 1260 años para este poder. ¿Qué sucedió en 1798? Enviado por Napoleón, el 10 de Febrero de 1798, el General Berthier entró en el Vaticano, tomó prisionero al Papa Pius VI y puso fin al poder político del Papado. "Y vi una de sus cabezas como herida de muerte." (Apoc. 13:3)

Para mucha gente, ese era el fin del Papado, pero no para los estudiantes de la Biblia. La profecía declaraba: "Y la llaga de su muerte fué curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia." (Apoc. 13:3)

Y el sanamiento de la herida comenzó a tomar lugar. El 11 de Febrero de 1929, un tratado fue firmado entre Gasparri and Mussolini restituyendo el dominiodel Papado sobre el Estado del Vaticano y retornando los derechos del Papa de ocupar su rango de soberano independiente, y como jefe de estado pueda estar entre los monarcas de la tierra. Desde entonces, el intercambio de embajadas con todas las naciones comenzó a crecer.

El Papa Juan Pablo II (1978-2005) se distinguió notablemente por su viajar intensivo, asegurando su liderazgo con su presencia en muchas partes del globo.

Le sigue el Papa Benedicto XVI (2005-2013) también visitando otros lugares en pos de la unidad mundial, el cual por el bien de la iglesia renunció de su cargo el 28 de Febrero, 2013.

El 13 de Marzo, 2013, el conclave de cardenales eligió un nuevo papa: Jorge Mario Bergoglio, edad 76, el primer Jesuita, latino-americano de Argentina, para ser el 266th papa con el nombre Francisco I.

Pero la herida infligida al Papado en 1798 no ha sido sanada completamente. Esa herida quitó la espada castigadora de la mano del Papado: tal como la usaba por mil años y durante la histórica Inquisición antes de la Reforma.

Al tiempo que el Papado se estaba saliendo del escenario político en 1798, otra nación estaba subiendo para llegar a ser superpower mundial y profeticamente completar el sanamiento de la herida del leopardo: "Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, mas hablaba como un dragón." (Apoc. 13:11)

En lenguage claro y buenas palabras la profecía describe como esta nueva nación haría para usar su poder y sanar la herida del Papado: "Y ejerce todo el poder de la primera bestia en presencia de ella; y hace a la tierra y a los moradores de ella adorar la primera bestia, cuya llaga de muerte fué curada." (Apoc. 13:12)

Por más de 200 años las bendiciones de Dios Omnipotente han descendido sobre los ciudadanos de esta nación con paz y prosperidad mientras la nación ha seguido los principios de la Constitución y ha mantenido el estandarte de la libertad con la separación de la iglesia y el estado. Pero cuando dominante poderes religiosos entran en las cámaras del gobierno para imponer doctrinas religiosas como leyes del país, entonces la Constitución es violada, la profecía de la imagen se cumple, y las consequencias de permitir a 'los buenos líderes religiosos' el dominio del gobierno civil son irreparablemente desastrosas. "Y le fué dado que diese espíritu a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hable; y hará que cualesquiera que no adoraren la imagen de la bestia sean muertos." (Apoc. 13:15) Si el Papado fué un poder político-religioso demandando adoración de todos; la imagen será un poder semejante, una unión de la iglesia y el estado, con iguales demandas de adoración.

Para los problemas morales del mundo, la solución está en las palabras de Jesús: "Os es necesario nacer otra vez." (Juan 3:3, 7) Que el mundo oiga los predicadores de la Palabra de Dios, proclamando el evangelio eterno de salvación, (Apoc. 14:6, 7) para que el Espíritu Santo abra las mentes y los corazones de cada alma con arrepentimiento, y profunda convicción en la gracia salvadora del Señor Jesucristo. "Para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, sino que tenga vida eterna." (Juan 3:15)

Y para terminar la historia, al fin las naciones Europeas conceden al Papado todo su apoyo y le dan el mando supremo: "Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aun no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia. Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia." (Apoc. 17:12, 13)

Estos mismos diez reyes vuelven a hacer sus mentes de nuevo, rescinden la decisión anterior, se tornan en contra de ese poder, "la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego." (Apoc. 17:16) De acuerdo a estas profecías este es el fin del Reino del Papado, o el anticristo, porque en este tiempo, mirando al Este, se puede ver la Segunda Venida de Cristo con toda su gloria, majestad y poder para rescatar los hijos de Dios.

 

..Primera Pagina . . . OtraProfecia